La consejería de agroganadería del Principado de Asturias quiere aclarar la titularidad de los montes para mejorar su gestión

Fecha15/02/2013

Fotografía de La consejería de agroganadería del Principado de Asturias quiere aclarar la titularidad de los montes para mejorar su gestión

La consejera afirma que la actualización del Plan Forestal debe acabar con la compleja propiedad de los terrenos para mejorar su aprovechamiento. María Jesús Álvarez destaca como imprescindible la constitución de Juntas Gestoras en montes en pro indiviso.

La actualización del Plan Forestal del Principado pretende aclarar y consolidar la propiedad de los montes asturianos para mejorar su aprovechamiento, según ha asegurado  la consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos,  María Jesús Álvarez, ante el pleno de la Junta General del Principado. “La complejidad actual de la propiedad de los montes conduce a una difícil y poco eficiente gestión de los mismos”, ha destacado.

La consejera ha explicado que cualquier explotación agraria o forestal necesita de una base territorial suficiente, que disponga de una adecuada estructura, infraestructura y seguridad jurídica, es decir, que existan títulos de propiedad de las fincas para desarrollar su actividad de una forma eficiente. Sin embargo, la política forestal está muy determinada por la compleja estructura de la propiedad de los montes, cuando unas 300.000 hectáreas (poco más del 39% de la superficie del monte asturiano) son de carácter público, mientras que  470.500 hectáreas (61%) lo son privado. La mayoría de los montes públicos son propiedad de las entidades locales, (ayuntamientos y parroquias rurales), que tienen carácter comunal y cuyo aprovechamiento pertenece a los pueblos. Además, más de la mitad no están deslindados y no siempre los derechos de aprovechamiento comunales son atendidos. Además, en el caso de las 470.500 hectáreas de montes privados, la mayoría pertenecen a propietarios individuales, “repartidos en miles de parcelas, donde no es fácil acreditar la propiedad y con un minifundismo que imposibilita la explotación”, ha explicado.

Por todo ello, una de las prioridades de la consejería será determinar con claridad la propiedad de los terrenos que forman la base territorial de la explotaciones,  mediante procesos de concentración parcelaria, tanto públicos como privados, y tanto en superficies agrarias como forestales, que se basarán en el apoyo y promoción de las juntas de propietarios. En este sentido, Álvarez ha puesto como ejemplo de explotaciones sostenibles y competitivas las concentraciones forestales realizadas en concejos del occidente (como en Presno -Castropol- o en la margen derecha del río Abres), y las ganaderas llevadas a cabo en Cangas del Narcea, Allande y Tineo.

María Jesús Álvarez ha destacado como imprescindible la formación de juntas de gestión de los montes pro indiviso, como la del monte Braña de Relloso, en Tineo, que se acaba de formar, por lo que en la próxima convocatoria de subvenciones del Programa Forestal 2013-2014 se modificarán las bases para elevar la valoración de 5 a 15 puntos  para la junta de gestión constituida. También está prevista la creación del catálogo de montes vecinales en mano común.

La consejera ha apostado por una mejor gestión del monte, que es más del 70 % de la superficie de Asturias (unas 770.500 hectáreas), donde se asientan numerosas explotaciones con producciones tan diversas como la madera, la biomasa o la carne, y que contribuyen todas ellas a conformar la producción final agraria de la región. Por ello, las inversiones en prevención de incendios forestales,  deben complementarse con unos modelos de actuación que tengan en cuenta todos los posibles aprovechamientos del monte, singularmente los cinegéticos y ganaderos, sin olvidarse de los relacionados con la utilización de la biomasa como fuente de energía verde y renovable.

Fuente: Gobierno del Principado de Asturias