¿Dónde están?

Hay montes de socios en buena parte de la geografía nacional, aunque son más habituales en las zonas más interiores del centro y la mitad norte del país.

Si sabes de la existencia de un monte de socios y no encuentras referencias en nuestro archivo, comunícanoslo. Puedes ponerte en contacto con nosotros rellenando el formulario.

 

Aquí puedes consultar nuestra base de datos.

Monte Las Laderas

Imagen de la Junta Gestora

El monte de socios de “Las Laderas” tiene su origen en las subastas desamortizadoras de la segunda mitad del siglo XIX. Así, el 19 de agosto de 1874, D. Matías González González, vecino de Valdeavellano de Tera, compró al Estado, un terreno baldío de 188 hectáreas. Pocos días después, el 2 de septiembre de 1874, Matías González vendió un tercio de “Las Laderas”, algo más de 62 hectárea, a 31 vecinos de Valdeavellano de Tera, dando lugar así al monte de socios.

Posteriormente, esos 32 compradores registrales distribuyeron la propiedad de la finca en 173 acciones que fueron compradas a lo largo de los años por ganaderos y vecinos de la localidad.  

Monte Las Matillas

Imagen de la Junta Gestora

El monte Las Matillas fue comprado en subasta desamortizadora celebrada en diciembre de 1860 por Blas Soria, un vecino de La Cuenca, la localidad en la que se ubica el monte. Según la escritura de venta firmada ante notario el 4 de abril de 1861, se trataba de un monte enebral procedente de los propios de La Cuenca y qua hasta entonces utilizaban sus vecinos de pastos y leñas sin pagar renta alguna. Posteriormente Blas Soria cedió la finca a un grupo de vecinos del pueblo guardándose para él una parte.

Monte Las Propiedades

Imagen de la Junta Gestora

El monte conocido como "Las Propiedades" tiene su origen como monte de socios en 1891 cuando un grupo de vecinos  de Peñalén (Guadalajara) firma un contrato privado por el que ponen en mancomunidad una serie de fincas de su propiedad. Así las administran durante años. En 1941, 88 vecinos de la localidad comparecen ante el notario de Sigüenza para firmar una escritura pública de constitución de la mancomunidad para el aprovechamiento de la producción de las fincas en proindiviso.

Monte Lendelforno

Imagen de la Junta Gestora

Los documentos más antiguos encontrados y relacionados con el monte datan del 20 de septiembre de 1951. Se trata de un contrato de compraventa celebrado con Sergio Ramos Díaz que adquirió el monte por retroventa que le otorgó Feliciano Pérez Fuertes, en escritura de siete de agosto del mismo año, ante el Notario de Trevías, Don Marcelino Parga Rapa. En la escritura de compraventa de 1951 se indica que a cada uno de los compradores les corresponde una catorceava parte proindivisa, reservándose el vendedor -Sergio Ramos Díaz- dos catorceavas partes.

Desde el 20 de septiembre de 1951, no ha habido modificación en el Registro de la Propiedad, habiendo pasado la titularidad, principalmente, de los titulares registrales a sus descendientes.

Monte Lomas del Mirón, Estepar Bajero y Llano del Castillo

Imagen de la Junta Gestora

El origen de este monte está en las subastas desmortizadoras del siglo XIX. Se trataba, según consta en los documentos originales, de una heredad compuestas de varios pedazos de tierra que juntos suman algo más de 136 hectáreas. La forman un pedazo de terreno de pasto, denominado Las Lomas del Mirón, con suelo de ínfma calidad; otro pedazo denominado Estepar Bajero de suelo de tercera calidad y un tercero, denominado Llano del Castillo, con suelo pedregoso de tercera calidad.